domingo, 13 de enero de 2019

Ácidos Grasos Omega-3 Contra El Infarto


El Nacional Institute for Health and Clinical Excelence (Instituto Nacional para la Salud y la Excelencia Clínica), conocido con las siglas NICE, recomienda por primera vez que para prevenir la repetición de un infarto de miocardio (prevención secundaria) son necesarios cambios en el estilo de vida y, de modo especial, una dieta mediterránea suplementada, cuando sea necesario, con ácidos grados omega-3.

Recomendaciones del Omega-3


Estas recomendaciones están contenidas en la "Guía Clínica para la prevención secundaria del infarto de miocardio" (Guía Clínica 48, Mayo 2007) que sustituye a la Guía Clínica A, editada en el mes de Abril del 2001.

Estos son los cambios recomendados en el estilo de vida para los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio:


  1. No deben incluir en su dieta suplementos que contengan beta-carotenos, ni tomar suplementos con anti-oxidantes (vitamina E y/o vitamina C), o ácido fólico, para reducir el riesgo cardiovascular.
  2. Deben consumir al menos 7 gramos de ácidos grasos omega-3 por semana, procedentes de dos a cuatro porciones de pescado graso.
  3. En los pacientes que han sufrido cáncer no hace más de tres meses, y que no han conseguido una dieta con pescado graso que les proporcione 7 gramos de ácidos grasos omega-3/semana, se les administrará 1 gramo diario de Omacor® (1 cápsula contiene 1 gramo de ácidos grasos omega-3) o producto similar con licencia, durante 4 años.
  4. El inicio de la administración de suplementos con ácidos grasos omega-3 no se recomienda de forma rutinaria en los pacientes que sufrieron un infarto de miocardio hace más de tres meses.
  5. A los pacientes que han sufrido un infarto de miocardio se les debe recomendar una dieta mediterránea (más frutas, vegetales y pescados; menos carne; sustituir la mantequilla y el queso con productos similares de origen vegetal).
  6. El consumo de alcohol debe limitarse dentro de niveles de seguridad (no más de 21 unidades de alcohol por semana para los hombres o 14 unidades para las mujeres).
  7. Los pacientes bebés deben de tener una buena nutrición, deben permanecer físicamente activos al menos durante 20-30 minutos al día, hasta el punto de una ligera disnea (caminar con paso vivo).
  8. Los pacientes deben dejar de fumar si lo hacían previamente.
  9. A los pacientes que antes del infarto de miocardio tenían sobrepeso o ya eran obesos se les debe ofrecer consejo y medios para alcanzar un peso saludable ya que sino pueden sufrir otro infarto.