lunes, 17 de septiembre de 2018

Estreñimiento estomacal: Causas y Consecuencias



Es posible vivir sin padecer de estreñimiento, solo hay que prestar atención a los alimentos que se ingieran, cuanto ejercicio se realice y otros factores que pueden afectar directamente los hábitos de deposición.

El estreñimiento, es un trastorno que se genera por la falta de movimiento regular en los intestinos, lo que da paso a evacuaciones infrecuentes, de heces escasas, duras, secas y difíciles de expulsar.

El estreñimiento es una condición gastrointestinal que se manifiesta cuando la frecuencia de evacuación disminuye.

Puede considerarse una enfermedad según altere o no la calidad de vida.

Causas del estreñimiento

Cuando los alimentos pasan por el colon, el mismo absorbe agua y va formando la materia fecal.
Las contracciones musculares empujan las heces hacia el recto; si este proceso se vuelve sólido es porque la mayoría del agua ha sido absorbida.

El estreñimiento ocurre cuando el colon absorbe demasiada agua o si las contracciones musculares son lentas o inactivas, ocasionando que las heces puedan llegar a ser duras y secas.

Las causas de esta condición intestinal pueden ser varias. Pero en este caso la alimentación juega un papel decisivo, siendo los hábitos nutritivos inadecuados, los principales responsables del trastorno.

Razones más comunes del estreñimiento

Estrés, depresión, vida sedentaria, cambios de costumbres, como viajes, horarios y alimentos, dietas muy altas en proteínas, cafeína, alcohol, consumo de comidas procesadas, ingesta excesiva de carnes rojas y productos de origen animal, alimentación baja en fibra, deshidratación, comer de prisa, desordenes alimenticios o endocrinos, insuficiencia renal, no prestar atención a la urgencia de defecar o hacerlo sin dedicarle el tiempo necesario.

Consecuencias del estreñimiento

El estreñimiento puede dar origen a diferentes trastornos, como la halitosis, olor corporal, fatiga, cansancio, gases, dolor abdominal, dolor de cabeza, hinchazón, hemorroides, insomnio, trastornos digestivos, acumulación de toxinas, sensación de pesadez, mal humor, obesidad, entre otras.  

Medidas preventivas del estreñimiento

  • Determinar un horario fijo para defecar sin prisa, nunca aguantar las ganas de ir al baño.
  • Establecer un horario para comer, hacerlo despacio y sobre todo masticar bien los alimentos.
  • Mantener una dieta rica en fibra.
  • No abusar de las especias y condimentos.
  • Beber abundante agua, mínimo dos litros diarios.
  • Hacer ejercicio físico con regularidad.
  • Obviar las grasas saturadas y alimentos fritos.
Existen diversas estrategias para tratar el estreñimiento y lograr una óptima salud intestinal. Las soluciones para remediarlo no suponen demasiado esfuerzo.

No obstante, se recomienda visitar a un médico especialista que remita el tratamiento adecuado de acuerdo a las circunstancias individuales.