sábado, 15 de septiembre de 2018

Eliminar estrías, prevención y tratamiento


Existen dos etapas en la mujer que son las más propensas a producir estrías: la pubertad y el embarazo.

¿Que son las Estrías?

Las estrías son lesiones lineales y circunscritas de la piel, de longitud variable, desde 0.5 centímetros hasta 10 centímetros de anchura generalmente por debajo de los cinco milímetros.

¿Cómo es la formación de las estrías?

Está comprobado que dos son los factores principales por lo que pueden salir las estrías: Uno de ellos es un factor mecánico y un factor bioquímico.

El factor mecánico se puede explicar por una distensión del tejido cutáneo que la dermis no puede soportar.

La dermis es la capa de la piel que produce la elasticidad de la piel, es decir, capaz de adaptar el órgano de la piel a fluctuaciones y movimientos de volumen del organismo. El factor bioquímico viene de la mano de las hormonas esteroideas y derivados.

Los estrógenos y las estrías

Como ya hemos comentado dos etapas en la mujer ven favorecidas la apariencia de estrías; la pubertad y el embarazo. En ambos se desarrolla un aumento de estrógenos en un breve lapso de tiempo. Lo mismo ocurre en aumentos de peso y cuando estamos ingiriendo anticonceptivos orales.

Localización


  • Durante la pubertad las estrías aparecen especialmente en las nalgas.
  • Durante el embarazo, vientres, senos, nalgas, caderas y muslos.

Como prevenir y tratar

Tratar una estría puede también tener sus limitaciones, si esta se encuentra ya en una fase de cicatrización.

Cuando la estría se encuentra con un tono rosáceo, significa que todavía existe vascularización, y por ello las posibilidades de que pueda mejorar son aún mayores.

En La prevención, por ejemplo en un embarazo, es preciso mantener un buen estado la dermis, pues como ya sabemos allí donde se puede desarrollar la lesión. Para ello mantener la elasticidad cutánea es fundamental.

Utiliza cremas bien ricas en elastina, colágeno, vitamina C, aceites esenciales, extracto de algas, aceite de germen de trigo, extracto de centella asiática es nuestra mejor elección.

Durante la fase inicial de las estrías o fase de vascularización las cremas que utilizamos deberán ser ricas en activos que estimulen la función del fibroblasto, capaces de reparar los tejidos e hidratar en profundidad.

Destacamos el ácido hialuronico, vitaminas A, B, C, D y E colágeno, elastina, e igual extracto de centella asiática.

Durante la fase cicatricial reconstruir el tejido a través de cosméticos es realmente difícil, por lo que se hace necesario recurrir además a la aparatología y tratamientos más sofisticados.