viernes, 14 de septiembre de 2018

Cómo tener una dieta saludable en Navidad


La Navidad es una época de celebraciones familiares, regalos y muchas fiestas, pero la navidad es una época de excesos. Si bien es cierto que no es necesario que sostengas un régimen de alimentación estricto y privarte de la deliciosa comida de la temporada para no perder el progreso que has logrado durante todo el año, es posible evitar perder peso si aprendes cómo tener una dieta saludable en Navidad.

Durante esta época es probable que tengas un poco de tiempo libre, así que aprovéchalo comiendo un desayuno saludable todas las mañanas. Asegúrate de incluir una porción de frutas o vegetales y una porción de proteínas. Un desayuno abundante y sano evitará que comas en exceso durante el día.

En caso de ser posible, contribuye a la cena en la casa de tus familiares con platos saludables. Ofrece llevar una ensalada cruda con aderezos bajos en calorías o vegetales salteados con hierbas aromáticas resulta una guarnición ideal para prácticamente cualquier comida y tendrás una opción saludable para comer.

Cuando vayas a comprar regalos, lleva alguna merienda saludable en tu bolso: una manzana, frutos secos, una barra de proteínas evitarán que te detengas en algún lugar de comida rápida para tomar un bocadillo.− Come una merienda saludable cada cuatro horas durante el día. Esto mantiene tu metabolismo en marcha y te ayudará a quemar calorías de forma eficiente.

Llena tu plato con las opciones sanas de la mesa. Prefiere vegetales y pavo o carnes magras en una cantidad mayor a otros platillos de más calorías.− Bebe una copa de vino tinto durante la cena de Navidad. El vino rojo es rico en revesterol, un antioxidante que es beneficioso para tu salud. Evita las bebidas demasiado dulces o carbonatadas.

Controla tus porciones. En vez de privarte de comer todos los platillos deliciosos pero llenos de calorías, prueba a tomar un poco de cada uno, lo suficiente para degustarlo pero no para llenarte.

Toma una taza de te con el postre. El líquido caliente te dará una sensación de llenura y evitará que tengas antojos de dulces o caramelos. Nunca te saltes una comida, aun cuando sepas que comerás una copiosa cena durante la noche.

Más bien, come porciones de frutas y vegetales y otros platillos saludables que mantengan tú metabolismo activo y preparado para procesar mejor los alimentos.

Relájate. En las fiestas, en medio de los preparativos, solemos cargarnos de estrés y esto puede llevarte a comer más de lo que necesitas. Aprovecha el tiempo para disfrutar en familia en vez de centrar las fiestas en la comida.